Archivo de la categoría: Personal

POBRE BOCA CHICA


Hoy fui a Boca Chica como voluntario con Coca-Cola y Vida Azul para recoger basura en esta hermosa playa, pero en realidad salí con una tristeza tan grande cuando pude percatarme de lo sucia, descuidada y desprotegida que estaba.

Aproveché para que mis hijos se dieran un chapuzón en la playa más popular del país y lo que pensaba que era la playa más segura para los niños. Pero esa idea se fue de mi cabeza cuando pude encontrar en la misma orilla donde ellos se bañaban un pedazo de vidrio y al escarbar encontré que había más de una botella rota enterrada en la arena a menos de un centímetro. Luego caminando encontré los residuos de lo que al parecer fue un suculento almuerzo, con el espinazo de dos o tres pescados, representando un peligro para cualquiera que caminaba descalzo. Y eso sin mencionar un preservativo usado.

Me sorprendió ver niños correteando y extranjeros caminando en la playa completamente descalzos ante una arena que no recoge el calor de nuestro sol caribeño, sino un basurero lleno de peligro. Es impresionante como las autoridades se hacen de la vista ciega ante tanto descuido y dejar que una de las playas más hermosas del mundo se vaya deteriorando cada día.

Cuando me iba no sabía si la sensación que sentía era pena, rabia o impotencia al dejar una playa que cuando niño tanto disfruté y que hoy representa un lugar completamente inseguro para mis hijos.

Ojalá nos uniéramos varias voces y reclamemos a nuestras autoridades por una mejor atención a esta bella playa, y que promulguen una ley que prohíba las botellas de vidrio y otras cosas en esta playa. ¡Rescatemos Boca Chica!!

EL PODER DE LA ENTREGA

Este ha sido definitivamente uno de los videos que más me ha conmocionado.

BESUTRA CON SABOR A DECEPCIÓN


Hoy entro al Internet a revisar algunas cosas y aprovecho para entrar al Facebook y entre las cosas que encuentro es una carta publicada por Redactores & Directores de Arte de R.D., la cual me llamó poderosamente la atención porque imaginaba que se trataba del tema de Besutra. Efectivamente comprobé que el tema era el mismo y volví a imagina que esta entidad procedería a aclarar el tema y hacer lo justo, pero hasta ahí llegó mi aventura.

Esta carta más que sorprenderme me hizo sentir verguenza ajena… Sí, verguenza ajena!

Hubiese preferido que lo relacionado a la premiación de una campaña que eminentemente es un plagio o mejor dicho, para no ofender, una de las mayores coincidencias que he podido ver en mi vida, se mantuviera en silencio o en el boca a boca que llevaba. Pero leer una carta firmada por colegas admitiendo de manera indirecta que hubo tal plagio, perdón “tal similitud”, pero ya el premio fue dado y entregado se queda.

Creo que la responsabilidad y respeto debieron prevalecer antes que todo. No puedo juzgar a los que firmaron la carta porque no les conozco en su mayoría, reconozco que son profesionales en la materia y desconozco las razones por las cuales firmaron, pero, ¡de que pusieron un huevo, lo pusieron!

Ahhh, se me olvidaba… Sr. Peña, pensándolo bien, prefiero que no me sea invitado a nada para los premios del próximo año, me siento más cómodo de este lado.

…ACTITUD FRENTE A ELLAS



“Lo que me hace ser o no ser de una manera, no son las cosas que me suceden sino mi actitud frente a ellas” – San Juan de la Cruz –

En el día de ayer viví una experiencia laboral que me dejó una gran sensación amarga. Nunca imaginé que una relación profesional podría generar un conflicto emocional tan fuerte en mi persona, llegando a pensar en ocasiones en definir la sensación de odio, repudio o simplemente pena ajena. Lo que si es que he aprendido que cada día debes esforzarte por hacer lo que sientes que es correcto y sobretodo demostrarte a ti mismo de lo que eres capaz llevando tu experiencia como parte del arsenal frente a cualquier situación.

Sin embargo, no puedo negar que al momento de recibir la noticia de que la actitud y pretención de un tercero podía llegar a poner en juego mi carrera, pero peor aún el sustento de mis hijos fue algo que me ahogó en lo interior.

Diariamente envío a mis compañeros de trabajo una frase que he denominado como Frase del Día y justo ayer encontré esta frase de San Juan de la Cruz que me hizo reflexionar y me ha ayudado a aprender a que debes analizar las cosas que diariamente te suceden, buscarle la mejor cara y pesar en la balanza los puntos positivos y negativos de forma que te permitan determinar mi actitud frente a ellas para así encontrar la mejor manera de ser.

Aunque suene una paradoja y posiblemente irónico, ahora doy gracias a quien con la intención que sólo ella conoce intentó tronchar mi camino porque me ha ayudado a aprender a tomar una actitud positiva frente a situaciones como estas.

A %d blogueros les gusta esto: